NOSOTROS

 

 

El origen de Restaurante Piquío se remonta a nuestra infancia en las playas de El Sardinero, en la Plaza de las Brisas y en los Jardines de Piquío, y es que es en estos lugares donde se alojan nuestros primeros recuerdos. Las mejores fotografías de nuestra niñez y juventud se enmarcan en estos escenarios, siendo evidencia gráfica de algunos de los momentos más felices, compartidos con familiares y amigos. De todos los que hemos tenido la oportunidad de disfrutar de Santander ¡quién no tiene una foto en la Bola del Mundo de los Jardines de Piquío con amigos o primos!, ¡quién no ha disfrutado de los Baños de Ola en cualquiera de las playas de El Sardinero!, o ¡quién no ha visitado el Palacio de la Magdalena, imaginando a Alfonso XIII o a su esposa Victoria Eugenia paseando por sus proximidades!

Partiendo de lo anterior, cuando formulamos el proyecto de crear la cadena Restaurante Piquío, no tuvimos ninguna duda en ubicar sus establecimientos en lugares emblemáticos de una ciudad, tan rica en patrimonio histórico y natural, como Santander.

Restaurante Piquío “El Sardinero” y Restaurante Piquío “Juan de Herrera” son un homenaje, no solo a nuestros recuerdos, sino también a una ciudad llena de personalidad. Si a esto unimos la riqueza gastronómica de Cantabria, encontramos la combinación perfecta.

¡Bienvenidos a Restaurante Piquío!